Menú principal
TwitterFacebookLinkedIn
628.546.791
633.402.018
635.676.515
info@centrepip.com

628.546.791 - 633.402.018 - 635.676.515 - info@centrepip.com

Català - Español

Altas capacidades: ¿Superdotados o talentosos?

 ¿Cuándo consideramos que un niño posee altas capacidades?

Se considera que un niño posee altas capacidades cuando destaca en algún ámbito en particular por sobre la media de su grupo de edad, sea académico, artístico, en todos los ámbitos, etc.

¿La imagen que la sociedad tiene sobre el niño superdotado es errónea?

Sí, la imagen clásica que todos tenemos sobre el niño superdotado es el típico niño “empollón” entusiasmado con los estudios, con pocos amigos y sabelotodo.

¿Cuál es la realidad de estos niños?

La realidad es que muchos de ellos llegan a fracasar en la escuela debido al aburrimiento que les supone las clases de tipo repetitivo, hasta el punto de mostrar un desinterés absoluto. Por lo tanto, el niño superdotado merece ser tratado e intervenido en la escuela. De no ser así, podrían llegar a mostrar problemas psicológicos importantes.

La sociedad de hoy en día sólo se fija en las altas capacidades de estos niños sin contemplar otros aspectos. Los comentarios más habituales referidos a ellos son: “Si se superdotado, no necesita ayuda, ya se espabilará…”, “No es que no pueda, porque es muy inteligente, es que no quiere”. En relación a este último comentario, muchas veces se da la idea de que si el alumno muestra que está dotado de altas capacidades pero no las aplica o aplica a un rendimiento inferior al que esperan de él, para muchos profesores no es una demostración de que el niño tiene un problema interno sino que su actitud es negativa.

¿Dentro de las altas capacidades qué tipos encontramos?

Dentro de las altas capacidades encontramos aquellos niños con un coeficiente intelectual de 140 o más, llamados altamente superdotados. Suelen ser niños talentosos en todos los ámbitos, incluyendo las relaciones entre sus iguales.

Aparte de los niños altamente superdotados también encontramos los superdotados. Éstos tienen un coeficiente intelectual alrededor de 130. Destacan por su capacidad imaginativa-creativa pero algunos de ellos tienen dificultades para relacionarse con sus iguales ya que no comparten los mismos intereses. Por este motivo, tienden a ir con niños más mayores o incluso con adultos.

Por otra parte, encontramos aquellos niños que destacan en algunos ámbitos en concreto, son los niños talentosos. Dentro de éstos destacan los talentosos verbales y académicos. En relación a los talentosos verbales, hay que vigilar ya que debido a que poseen una gran riqueza a nivel de vocabulario y una gran facilidad para expresarse suelen aparentar una capacidad intelectual mucho más elevada de la que realmente poseen.

Finalmente los talentosos académicos, son aquellos que muestran una gran facilidad en el ámbito académico, es decir, adquieren el conocimiento de las diversas materias escolares con rapidez. A diferencia de los superdotados, estos son niños de mente muy cuadriculada ya que se rigen mucho por las normas.

 Mapa conceptual de las altas capacidades.

Mapa conceptual de les altes capacitats.

Mapa conceptual de les altes capacitats.

¿A veces los niños superdotados pueden confundirse con TDAH?

Sí, a veces ha habido confusiones ya que el hecho de aburrirse ante las tareas escolares hace que pierdan el interés por las mismas. Muchos de ellos desconectan ante las explicaciones del maestro, dejan las actividades a medias, sobre todo las que son repetitivas, y se ponen a hacer otras actividades de su interés.

¿Cuáles son las intervenciones que se deben hacer en cada caso?

La intervención educativa se considera fundamental para poder ofrecer a estos niños oportunidades para desarrollar satisfactoriamente sus potenciales.

La elección del tipo de intervención (aceleración, agrupamiento, enriquecimiento del currículo, etc.) dependerá de las características de los alumnos (madurez emocional, adaptación social, etc.). En ningún caso frenarlo o hiperestimularlo serán soluciones válidas de intervención, ni tampoco priorizar el desarrollo intelectual por encima de lo emocional, físico o social.

En referencia a la intervención, se valora qué adaptaciones son más apropiadas para cada niño / a.

Los alumnos superdotados, según la configuración cognitiva y las implicaciones conductuales, necesitan un tipo de intervención que esté basada esencialmente en la adaptación curricular orientada a temas transversales o de síntesis y actividades que les permitan un trabajo autónomo, combinando diferentes áreas o materias . De todas formas, últimamente se ha comprobado que las aceleraciones (paso a un curso superior) también funcionan muy bien con estos niños / as, y más si se combinan junto con una adaptación curricular. El enriquecimiento de los contenidos, es una buena herramienta de estimulación ya que permite mejorar los objetivos curriculares más cualitativamente que cuantitativamente, donde se trabaje más el razonamiento, la comprensión, las aptitudes intelectuales más generales, entre otros.

Los alumnos que muestran un talento académico suelen requerir una ampliación curricular, procurando que esté basada en profundizar sobre los contenidos que se trabajan en los objetivos del currículum del curso en el que están. Otra intervención que se puede hacer es la aceleración, considerando que estos niños tienen una buena capacidad para realizar un trabajo autónomo se deberá potenciar este tipo de actividad para que la intervención sea correcta. Además de la aceleración, el profesor debe tener una serie de actividades y temas de ampliación para que tengan un ritmo de aprendizaje mucho más elevado y pidan más actividades de las que normalmente se realizan con los demás alumnos.nen superdotat

Finalmente, la ayuda fundamental dirigida a los niños con talento verbal es la complementación de la representación verbal con otras formas de codificación. También pueden ser muy útiles los trabajos de obtención de información a partir de fuentes documentales. Los profesores deben tener en cuenta si las áreas de matemáticas y numéricas están bien desarrolladas y, en el caso de que no fuera así, reforzarlas. Normalmente suelen generar más expectativas y exigencias de las adecuadas.

Para concluir sobre el que se ha comentado previamente, es importante ofrecerles la ayuda necesaria para motivarles, ya que, de no ser así, podrían llegar al fracaso escolar y a desencadenar problemas emocionales importantes.