Menú principal
TwitterFacebookLinkedIn
628.546.791
635.676.515
info@centrepip.com

628.546.791 - 635.676.515
info@centrepip.com

Català - Español

¿Tienes una relación tóxica?

¿Tienes una relación tóxica?

Últimamente muchas personas definen sus relaciones de amistad o de pareja como tóxicas. Es un término antes desconocido, que ha ido cogiendo fuerza con el paso del tiempo. Pero,  ¿sabes a qué es una relación tóxica? Descubre en el siguiente artículo qué es y cómo saber si estas viviendo una relación tóxica.

¿Qué es una relación tóxica?

freedom-1886402_1920

Cuando hablamos de relación tóxica nos referimos a aquellas relaciones de pareja, amistad,  familiares,… en las que el sufrimiento mental tiene un mayor peso frente a la felicidad o la dicha. Es una relación que te reconcome y que absorbe tu energía.

En casos extremos, podemos llegar incluso al maltrato psicológico o físico. No obstante, no solo en esos casos hablamos de relación tóxicas. A continuación, desde Centre PiP, os indicamos algunas señales que pueden ayudaros a identificar si estáis viviendo una relación tóxica:

1. No puedes ser tú

En un principio, puede que no seamos conscientes de ello, sin embargo, a medida que avanza la relación tu manera de actuar cambia para evitar las discusiones o tensiones. Por ello, empiezas a vigilar lo que dices y/o haces controlando tu propia conducta. De esta manera se ve limitada tu espontaneidad y libertad. Personas que nos rodean puede que se den cuenta de estos cambios y lo comenten de manera abierta, aunque lo tiendes a negar confiando en la relación y los sentimientos.

2. Vas con excesivo cuidado

Debido al miedo a las reacciones de tu pareja o amigo/a que acostumbran a ser desmesuradas, tiendes a vigilar con aquello que haces. Disfrazas, mientes o maquillas aquello que crees que puede molestarle o crear su enfado, su indiferencia,… Vives en constante preocupación por si aquello que haces puede sentarle mal o puede hacer que te abandone.

3. Dejas de ir con tus amigos o familiares

Existe desconfianza en la relación, por lo que a tu pareja no le gusta que tengas otras relaciones significativas. Por ello mismo, se enfada si sales con tus amigos, si hablas con otras personas, tiene celos injustificados, etc. Poco a poco, tu espacio personal va desapareciendo controlando tu entorno y con qué personas puedes o no relacionarte. De esta manera, acabáis haciéndolo todo juntos confundiendo su posesividad con el amor o la amistad. Al aislarte de tu círculo más cercano se genera también un gran sentimiento de dependencia hacia el/la otro/a.

4. Existen temas prohibidos en vuestra relación

Aunque en una relación siempre es positivo compartir planes, proyectos y temas varios de conversación, hay temas de los que te preocupa hablar o incluso, a otra persona se niega a ello. Cuando los planteas te ignora, se enfada o te menosprecia dejando el tema en el aire. Con el tiempo esos temas se convierten en tabús y dejas de mencionarlos, aun así para ti siguen siendo importantes.

5. Tu opinión no importa

Igual que hay temas tabús, a la hora de tomar decisiones, tú opinión no es relevante. Decide y toma decisiones que afectan a los dos de manera unilateral sin consultarte. Estes tu de acuerdo o no, una vez la decisión está tomada no hay vuelta atrás y para evitar nuevas discusiones, aceptas aquello que haya decidido.

6. Te falta energía o ilusión

Te encuentras en una situación en la que el sufrimiento se ha instalado. Estas agotado/a, sin energía e incluso, puede que aparezcan dolores físicos debido a la tensión y los nervios que tienes. Cualquier pequeña tarea o actividad se te hace una montaña, entrando en un bucle donde cada vez tiendes a hacer menos o cuando lo haces, implica un gran sobreesfuerzo.

7. La culpa de todo es TUYA

Independientemente del motivo o la situación, tú eres la persona responsable de aquello que haya pasado. Aunque te controles, intentes adaptarte, hagas todo con la mejor intención,… nunca es suficiente siendo tú la causa de todos los males de la relación. Este sentimiento junto con la falta de energía, disminuye tu autoestima, hundiéndote cada vez más en ese pozo.

 

Una vez leídas estas señales,… ¿crees que tu relación es tóxica? Si es así, quizás es el momento de pedir ayuda para ti o para los dos. Encontrar otra manera de relacionarte con esta persona, aumentar tu autoestima y recuperar tu energía es posible desde la psicología. No lo dudes más, puedes ponerte en contacto con nuestros profesionales de la psicología en info@centrepip.com