Menú principal
TwitterFacebookLinkedIn
628.546.791
635.676.515
info@centrepip.com

628.546.791 - 635.676.515
info@centrepip.com

Català - Español

Celos entre hermanos

Celos entre hermanos

Podemos afirmar que los celos entre hermanos son un hecho muy habitual. Prácticamente todos los niños y niñas que tienen hermanos o hermanas los han tenido en un momento u otro y con más o menos intensidad. Aunque los hermanos se quieran mucho entre ellos, a menudo también se ven como rivales a la hora de obtener la atención y el amor de los padres y demás adultos significativos. Además, aunque los grandes los traten por igual, la sensación subjetiva de los pequeños no tiene porque siempre ser ésta.

Algunos aspectos que pueden facilitar la aparición de estos celos es tener un trato desigual con cada uno de los hijos, ya sea por motivos de edad o bien por el género de los mismos. A veces fomentamos sin querer esta competición entre los hermanos comparándolos, ¡grave error! Esto hace que los celos aparezcan con más intensidad y puede generar bajadas de autoestima, así que debemos tener cuidado.

¿Como los podemos gestionar?

  • Haciendo ver que cada uno de los hijos e hijas es único y especial, evitando la comparación entre ellos y valorando por igual sus características.
  • Manteniendo un trato igualitario con cada uno de ellos. No vale permitir a unos ciertas cosas y los otros no.
  • Ante peleas entre los hermanos no tomar partido por uno u otro. Escuchar siempre las dos versiones de los hechos, señalar lo que cada una de las partes ha hecho mal y animarles a que encuentren una solución, así también los ayudamos a saber gestionar los conflictos.
  • En el caso de que uno de los dos niños agreda a otro sin motivo aparente, de manera tranquila pedir explicaciones por su comportamiento y señalar que las agresiones no se permiten entre ninguno de los miembros de la familia. Actuar igual si la otra parte reproduce esta conducta.
  • Que cada uno de los hijos o hijas puedan compartir momentos especiales y a solas con los padres o con uno de ellos, que tengan momentos para sentirse únicos y que su atención es exclusiva.
  • Dedicar la misma atención a los dos, evitar que se puedan sentir desplazados.
  • Hablar con ellos sobre los propios celos con naturalidad. Mostrar que no pasa nada por sentirlos y mostrar que incluso los adultos tenemos de vez en cuando, normalizarlos y ayudar a gestionarlos dando estrategias para cuando éstos aparezcan, como por ejemplo que lo comuniquen a los padres.
  • Dándoles papeles protagonistas con sus hermanos. Por ejemplo: a los hermanos mayores se les puede mostrar cómo los pequeños aprenden de sus comportamientos, o como los admiran. Se puede animar a los pequeños a que tengan gestos bonitos con los grandes. Nos podemos mostrar también orgullosos de lo que quieren y lo que se cuidan cuando lo hagan, etc.

Estas son unas de las muchas cosas que podemos hacer para ayudar a que los celos sean lo menos problemáticos posibles. A veces la frecuencia y la intensidad de los mismos son muy altas y estas pautas son insuficientes. Si es vuestro caso no dudéis en consultarnos llamando a los teléfonos que aparecen en la web o escribiendo a info@centrepip.com

Artículos relacionados:

Cómo preparar la llegada de un nuevo hermano

Niñ@s y adolescentes tiranos