Menú principal
TwitterFacebookLinkedIn
628.546.791
633.402.018
635.676.515
info@centrepip.com

628.546.791 - 633.402.018 - 635.676.515 - info@centrepip.com

Català - Español

Llegan las preevaluaciones… ¿¡y estos resultados!?

En estas fechas empiezan a llegar las evaluaciones iniciales y/o primeras notas de nuestros hijos. Muchos padres observan, alarmados,  comentarios de los profesores o resultados que no son exactamente los esperados o deseados. Ante estos casos, es necesario plantearse a qué se deben estos resultados para intentar poner solución antes de que avance el curso. Algunos de los problemas más habituales pueden ser:

  • Alguna dificultad específica del aprendizaje, por lo que a pesar del estudio y del esfuerzo, los resultados no son los esperados. En estos casos, es necesario realizar una valoración para determinar si existe o no dicha dificultad y poder realizar la intervención que corresponda. En este caso, cuando hablamos de dificultad específica del aprendizaje, se incluyen la dislexia, la discalculia, la disortografía, así como las dificultades de atención (TDAH). Todas ellas afectan a los resultados finales y necesitan de una intervención específica.
  • Falta de hábito de trabajo diario,  de manera que se acostumbra a dejar las tareas para el último momento. Ante estas situaciones, es recomendable empezar a establecer un horario en el que se aprenda a ir trabajando y estudiando poco a poco. Una buena planificación puede ayudar a mejorar esta situación incluyendo diferentes técnicas de estudio (esquemas, resúmenes, mapas conceptuales, etc.) que pueden ser supervisadas por los padres.
  • Ansiedad delante de los exámenes, lo que provoca bloqueos. En estos casos, es importante valorar la situación y facilitar estrategias para poder hacer frente a los exámenes. Técnicas de relajación, meditación o respiración pueden serle de gran utilidad. No obstante, es muy importante realizar una valoración psicológica para ver el origen de esta ansiedad así como su afectación a nivel general, con el objetivo de realizar una terapia y evitar que la situación se cronifique en el tiempo.

Para acabar, se debe tener presente que existen otros motivos que afectan a los resultados académicos. Por ejemplo la falta de motivación y la baja tolerancia a la frustración,  por lo que prefieren no intentarlo a fracasar. También los problemas personales pueden ser otro factor a tener en cuenta. Sin embargo, es necesario analizar bien toda la situación para identificar los problemas lo antes posible. De esta manera, se podrá encontrar la mejor solución tanto si depende de los padres y el alumno, como si se requiere la ayuda de un profesional externo.