Menú principal
TwitterFacebookLinkedIn
628.546.791
633.402.018
635.676.515
info@centrepip.com

628.546.791 - 633.402.018 - 635.676.515 - info@centrepip.com

Català - Español

¿Los adultos tienen TDAH?

Muchas personas se preguntan si el TDAH (Trastorno por déficit de atención con/sin hiperactividad) sigue en la edad adulta, por lo que en este artículo os responderemos esta duda. Sin embargo, antes de empezar hemos de saber lo siguiente:

¿Qué es el TDAH?

Entendemos por TDAH un trastorno del neurodesarrollo según el DSM-5  que se manifiesta con síntomas de inatención que pueden ir acompañados con hiperactividad o impulsividad. Para tenerlo claro vamos a concretar cada uno de estos síntomas:

  • Inatención: dificultad para mantener la atención durante un periodo prolongado de tiempo lo que conlleva olvidos y descuidos frecuentes.
  • Hiperactividad: movimiento excesivo en general (juguetear con los bolígrafos, correr por la calle, etc)
  • Impulsividad: respuestas precipitadas o interrupciones en las conversaciones de otras personas.

¿Cómo evoluciona el TDAH?

multi-tasking-2840792_1920

Con el paso de los años, los niños/as que presentan TDAH tienden a disminuir la hiperactividad. Sin embargo, la inatención y la impulsividad pueden mantenerse de manera estable a lo largo de los años. En el caso de los adultos se observarían personas que les cuesta hacer una cola, les cuesta controlar sus impulsos, se olvidan de cosas o las pierden con facilidad,…

Por lo tanto, ¿Un adulto puede tener TDAH?

Sí, los adultos pueden presentar TDAH. No obstante, existen muchas variables que pueden minimizar su afectación en el día a día.

  • La propia experiencia vital en muchas ocasiones les ha llevado a crear estrategias individuales que les permiten hacer frente a sus dificultades. Por ejemplo, tienen una rutina de orden para todas las cosas y así evitan perderlas y/o olvidarse.
  • Muchos niños y/o adolescentes que han recibido intervenciones psicológicas o psicopedagógicas adquieren recursos que les sirven durante la edad adulta. Por ejemplo, los hábitos o rutinas que se trabajan durante las reeducaciones que permiten poder organizar el tiempo.
  • Las exigencias del entorno también han cambiado por lo que pueden verse reducidas las consecuencias en su día a día. Por ejemplo: Un niño que presenta TDAH y decide ser profesor de educación física de adulto. En esta situación su propia hiperactividad puede ayudarle a mantener el ritmo y dinamismo de las clases facilitándole el trabajo.

Así que, ahora que ya sabéis que se puede tener TDAH en la edad adulta, quizás podáis comprender mejor a alguna persona cercana o, incluso, a vosotros mismos. Como se ha comentado, los síntomas en la edad adulta pueden ser más leves o estar más controlados, en especial la parte de la hiperactividad. No obstante, no siempre es así. A veces las dificultades de atención pueden dificultar mucho el desempeño en un trabajo o de estudios complementarios. Por ello mismo, tener en cuenta que nunca es tarde para pedir ayuda si se necesita ya que la capacidad atencional y los demás aspectos se pueden seguir desarrollando con entrenamiento a lo largo de toda la vida.

Para más información podéis escribirnos a info@centrepip.com