Menú principal
TwitterFacebookLinkedIn
628.546.791
635.676.515
info@centrepip.com

628.546.791 - 635.676.515
info@centrepip.com

Català - Español

Parábola de los lobos

Parábola de los lobos

¿A qué lobo estas alimentando tu a día de hoy?

Un viejo indio trataba de dejarle a su pequeño nieto una enseñanza que le durara para toda la vida y que marcara su camino.
Una noche, se sentó bajo el cielo estrellado y lo invitó a sentarse junto a él. Le explicó anécdotas de su historia que trascendieron y lo convirtieron en el viejo sabio que todos lo consideraban.
Le anticipó que le contaría algo que lo marcaría para siempre y esta fue la conversación que tuvieron:

– Sabes, en nuestro interior todos tenemos dos lobos, constantemente ambos tienen una lucha imparable, una pelea tan terrible que no a todas las personas les es fácil lidiar.

– ¿Dos lobos?, ¿cómo es eso abuelo? – con ingenuidad y asombro preguntó el pequeño niño.

– Sí, todos en nuestro interior tenemos dos lobos totalmente distintos; uno es malo porque representa todos los malos sentimientos que pueden existir en un ser humano, la envidia, la ira, los celos, el orgullo, la codicia, el resentimiento, los miedos, la mezquindad, la culpa, el ego, la autocompasión y la arrogancia.

Pero el otro representa todo lo bueno; el amor, la alegría, la esperanza, la generosidad, la paz, la fe, la bondad y la verdad, le dijo el viejo indio a su pequeño nieto.
Entonces el pequeño preguntó, – ¿y quién es más fuerte abuelo?, ¿cuál lobo es el que gana?

“Eso mi pequeño depende de cada uno, aquél al que tú alimentes.”

Al final cada uno de nosotros elige el lobo que quiere alimentar; aquel que deja en un rincón desnutrido y aquel que dirige con paso firme su andadura en el día a día. Por ello es importante pararse y reflexionar sobre cómo actuamos nosotros mismos en las diferentes situaciones y los diferentes contextos. Sin juzgarse ni engañarse. Simplemente siendo sinceros con uno mismo, uno puede cambiar.

A continuación os dejamos algunas preguntas que pueden ayudaros a la reflexión:

  • ¿Qué lobo alimentas más?
  • ¿Es igual en todos tus contextos (familia, amigos, trabajo,…) o hay variaciones?
  • ¿Cómo lo alimentas? ¿En qué te fijas para alimentarlo?
  • ¿Cómo te hace sentir? ¿Cómo te gustaría sentirte?
  • ¿Hay cambios que puedas hacer? ¿y quieres hacerlos? ¿Cómo serían? Intenta concretarlos al máximo

Si crees que necesitas ayuda para equilibrar las dos maneras de actuar y sentirte bien contigo mismo, puedes consultar con nuestros profesionales de psicología en info@centrepip.com

Artículos relacionados: