Menú principal
TwitterFacebookLinkedIn
628.546.791
635.676.515
info@centrepip.com

628.546.791 - 635.676.515
info@centrepip.com

Català - Español

Los juegos en las reeducaciones

Los juegos en las reeducaciones

En las sesiones de reeducaciones psicopedagógicas muchas veces los padres nos piden fichas, actividades y/o tareas que puedan poner en práctica con sus hijos con tal de minimizar sus dificultades de una sesión a otra. Realmente, el trabajo entre sesiones ayuda a consolidar aquellas estrategias adquiridas así como acelerar los avances. No obstante, no nos debemos olvidar que es muy importante para los niños y niñas jugar como parte de su desarrollo. Si les ponemos más tareas lo único que vamos a conseguir es que se nos desmotiven, además de agotarlos. ¿Cómo podemos hacerlo entonces? Os planteamos diferentes opciones que pueden ayudar a desarrollar las capacidades de vuestros hijos e hijas al mismo tiempo que reforzáis el vínculo emocional. Los juegos en las reeducaciones son un recurso muy útil!

Juegos de toda la vida, todo lo que reforzábamos y no sabíamos

  • Veo, veo: permite a los niños y adultos agudizar la atención selectiva, así como puedes trabajar la conciencia fonológica si indicas la primera letra de la palabra seleccionada.
  • Parchís: Antes de los móviles, las consolas y muchos canales de televisión, los niños/as pasábamos las tardes con el parchís. Un juego sencillo que sin saberlo nos reforzaba el razonamiento lógico, el cálculo y la atención selectiva.
  • Dominó: Otro clásico donde los haya, el juego del domino nos ayudaba a comprender la noción de cantidad con sus puntitos negros. Asimismo, permitía desarrollar las capacidades visoespaciales así como el razonamiento o la estrategia.
  • Juegos de cartas: Los juegos de carta acostumbran a ser un clásico en las famílias, seguro que sabéis unos cuantos. Ayudan con la planificación y la estrategia e incluso algunos, como la escoba, con el cálculo mental.
  • Bingo: Otro de los juegos que acostumbra a gustar a niñ@s y a muchos adultos. Ayuda con la atención ya que debemos estar bien concentrados para escuchar los números y con la impulsividad. Además refuerza el conocimiento de los números en los más pequeños.
  • Puzzles/tangram u otros juegos similiares: Este tipo de juegos son muy buenos para desarrollar las habilidades visoespaciales además de la capacidad de planificación.
  • Cualquier juego con reglas y normas: ayuda a reducir la impulsividad de los niños y niñas ya que deben controlarse para seguir unas reglas, como por ejemplo esperar su turno. Desarrollan también la paciencia.

Pasatiempos, una gran ayuda para la atención

Si nos fijamos en los diferentes pasatiempos en papel o Tablet, muchos sirven para potenciar la atención sostenida. Son juegos para que, como indica el nombre, pasemos el tiempo. Por lo tanto, requieren estar concentrados durante un espacio de tiempo más o menos largo en función de la dificultad. Veamos unos ejemplos:

  • Las diferencias: Estar mirando dos imágenes casi iguales y encontrar aquel rasgo (minúsculo) que las diferencia además de atención sostenida, nos ayuda a mejorar la atención selectiva. Asimismo, si lo hacemos padres e hijos juntos, podemos enseñar a nuestros hijos/as a planificar cómo llevar a cabo la acción de manera que pueda hacer una búsqueda exhaustiva y minuciosa.
  • Sopa de letras: En un cuadrado más o menos grande, con muchas letras mezcladas, encontrar las pocas palabras seleccionadas puede ser toda una odisea. Esta actividad, además de atención nos ayuda con en la lectura así como a nivel visoespacial. Al igual que en el ejemplo anterior, podemos aprovechar para trabajar estrategias que nos permitan organizar mejor la búsqueda de las palabras.
  • Crucigramas: Además de aprender y/o comprobar nuestros propios conocimientos, los crucigramas son un recurso interesante para los niños/as con dificultades en la lectoescritura. Realizar crucigramas minimiza los errores de la ortografía natural (inversiones, omisiones, etc. ), ya que si la palabra está mal escrita, el crucigrama no se acaba. Asimismo, ayuda a trabajar la comprensión lectora de los diferentes enunciados.

Para acabar, los juegos y pasatiempos no son una intervención por sí mismos. Solo con ellos no se consiguen cambios, pero sí que pueden ser de gran ayuda para todos los niños y niñas. Por ello, os animamos a que nos digáis ¿Tenéis otros juegos en casa que creéis que son beneficiosos para vuestros hijos? ¿Qué juego os ayudó a vosotr@s cuando erais pequeños?

Artículos relacionados: