Menú principal
TwitterFacebookLinkedIn
628.546.791
633.402.018
635.676.515
info@centrepip.com

628.546.791 - 633.402.018 - 635.676.515 - info@centrepip.com

Català - Español

Cómo hacer una petición asertiva

Las habilidades sociales son aquellas que nos permiten tener una relación adecuada con las demás personas, y pueden ser tanto dentro la comunicación verbal como en la comunicación no verbal.

Una de los aspectos que se trabaja desde las habilidades sociales, es la asertividad como una manera de defender tus propios derechos sin afectar a los derechos de las demás personas. Es cierto, que la teoría nos puede parecer muy fácil pero no siempre sabemos cómo llevarlo a la práctica. Uno de los ejemplos típicos que cuesta ser asertivo es cuando se intenta hacer una petición a otra persona. En muchas ocasiones, se tienden a patrones más sumisos o agresivos, obteniendo a resultados negativos de las diferentes interacciones. Por ese motivo, os presentamos un esquema básico que puede resultar útil en este tipo de situaciones y que consta de simplemente 3 pasos:

  1. “ENTIENDO QUE…” : Sería una entrada positiva acerca del tema que vas a tratar. En esta primera etapa, se intenta empatizar con el otro y reflexionar sobre los motivos que la otra persona tiene para pedirte alguna cosa o para actuar de una cierta manera
  2.  “PERO…”: Resulta de una explicación de lo que sentimos o como nos afecta dicha conducta o petición
  3. “ME GUSTARÍA QUE…” : introducción para realizar nuestra petición o afirmación de manera asertiva, sin intentar obligar a la otra persona pero haciéndole conocedor que nos gustaría en esa situación.

Siguiendo estos pasos se puede conseguir empatizar con el otro y expresar nuestra opinión sin necesidad de realizar juicios de valor o imperativos, que la otra persona puede recibir de manera negativa.

Estos pasos, igualmente, pueden quedar mucho más claros con ejemplos.

–          Un amigo le pide dinero y usted no quiere dejárselo.

  1. ENTIENDO QUE estas pasando un mal momento y necesitas este dinero …
  2. PERO mi situación tampoco es muy buena ahora mismo y no puedo dejartelo
  3. ME GUSTARÍA que lo entendieras

–          Tiene que pedir un aumento de sueldo

  1. ENTIENDO QUE estamos en un periodo de crisis y se ha de ir con cuidado con los gastos
  2. PERO llevo trabajando en esta empresa varios años sin ninguna queja o problemas
  3. motivo por el que ME GUSTARÍA que se valorase la opción de un aumento de mi sueldo.

–          Ha dejado una herramienta muy valiosa a un amigo y no se la devuelve

  1. ENTIENDO QUE a lo mejor se te ha olvidado
  2. PERO  hace bastantes meses que te deje el taladro y aun no me lo has devuelto
  3. …ME GUSTARÍA si pudieras traérmelo la próxima semana que así ya lo guardaría con las otras herramientas.

Aunque en todos los ejemplos, se ha seguido la pauta de los tres pasos, en ocasiones se puede omitir o unificar las partes de PERO y ME GUSTARÍA. Todo ello depende de la situación y del propio de la persona. Aun así, os propongo poner en práctica esta estructura en vuestro día a día, en aquellas situaciones que consideréis oportunas y evaluéis realmente que pasa.

Para acabar, no hemos de olvidar, que aunque tu reacciones o hables de manera asertiva la otra persona puede actuar reaccionando de diferentes maneras (agresiva o sumisa). Puede hacerte caso, puede ignorarte, puede decir que sí pero luego no hacerlo,… En este sentido, se ha de tener en cuenta que no se puede controlar todo en las relaciones con los demás y, especialmente, no puedes controlar la reacción de la otra persona. Aun así, se puede intentar manejar de la manera más saludable y, por lo tanto, que éstas sean lo más positivas posibles. Se ha de tener en cuenta que cada uno ha de responder ante sus propios actos y por ello estar tranquilo por haber actuado en cada situación de la manera más acertada para sus objetivos y valores.

Cristina García