Menú principal
TwitterFacebookLinkedIn
628.546.791
635.676.515
info@centrepip.com

628.546.791 - 635.676.515
info@centrepip.com

Català - Español

Primeros amores en la adolescencia

Primeros amores en la adolescencia

La adolescencia está caracterizada por ser una etapa con múltiples cambios, tanto a nivel físico como a nivel psicológico y emocional. Es un momento de la vida en el que hacemos grandes descubrimientos por nosotros mismos y, poco a poco, vamos definiendo seleccionados y encontrando quiénes somos y quiénes queremos ser. Las hormonas están muy implicadas en estos cambios, especialmente los estrógenos, la testosterona y la progesterona. A medida que los chicos y chicas se desarrollan aparecen la atracción y el deseo sexual hacia el otro. Es el inicio de los sentimientos de amor de tipo romántico y cuando llegan las primeras parejas y los primeros amores. La mayoría de las veces dejan huella ya que con ellos descubrimos este sentimiento.

  • ¿Cómo se viven los sentimientos de amor romántico y atracción?

Para nuestros adolescentes este sentimiento es nuevo y puede llegar a ser muy intenso. Muchos no saben qué hacer con él y cómo regularlo, tienen que aprender. En esta etapa aparece el primer amor, los amores platónicos y también los primeros desengaños amorosos. Para muchos se vive como una mezcla entre una película romántica y drama a la vez. Cuando se enamoran a menudo parece que el mundo se pare y sólo exista la otra persona. Algunos pueden dedicarse en exclusividad y dejar de lado actividades, amigos y amigas. Otros encontrarán maneras de compaginar sus amistades y aficiones con la nueva persona, teniendo relaciones más sanas.

Otra característica es que muchos piensan que es un amor que durará para siempre, por lo que en caso de que haya una ruptura, lo viven muy intensamente. Otros, puede que vayan cambiando frecuentemente de pareja. Debemos tener en cuenta, sin embargo, que esto no quiere decir que no sufren con las rupturas. A menudo los adultos tendemos a restar importancia a este padecimiento, ya que sabemos que no durará mucho y se pasará. Es importante, sin embargo, que re-conectemos con nuestra etapa adolescente para poder comprenderlos mejor y los calmarlos, haciéndoles ver que este sufrimiento profundo pasará.

  • ¿Cómo lo viven con los padres?

Habrá adolescentes que no tendrán problema con hablar con los padres pero muchos otros, no lo harán, movidos muchas veces por la vergüenza y/o porque prefieren compartir esta parte más privada con los amigos y las amigas. El hecho de que en casa no hablen no debe preocuparnos pero si lo hacen será una buena oportunidad para ayudarles a gestionar estas emociones que sienten. Establecer un clima de respeto y confianza en casa además de acostumbrarse a hablar de emociones entre los miembros de la familia facilitará que se abran. Sin embargo, no nos asegurará que nos lo expliquen todo ya que dependerá también de lo reservados que sean y de su propio criterio. No debemos olvidar que ellos, al igual que nosotros, pueden decidir hasta dónde nos cuentan de todo lo que viven.

  • ¿De que dependerán el tipo de relaciones que establezcan?

Una buena educación emocional desde la infancia, un ejemplo de relaciones positivas en casa y el transmitir determinados valores es clave para estas primeras relaciones. Se facilitará así que se creen bajo la base del respeto hacia la otra persona y no se conviertan en relaciones insanas o con una alta carga de sufrimiento. Debemos tener en cuenta, sin embargo, que el propio grupo de iguales y la sociedad no siempre nos lo pondrán fácil ya que no siempre serán influencias “adecuadas”. Por este motivo, es importante, desde pequeños, potenciar que tengan una mirada crítica hacia lo que les rodea, tomando sus propias decisiones. Sólo fomentando su autonomía y su libre actuación prevendremos que adopten posturas del entorno desfavorables o que vayan en contra de los valores que les hemos transmitido.

Por último, destacar que estas primeras relaciones les ayudarán a aprender mucho de sí mismos y de los demás y los harán sentir momentos maravillosos. A menudo también serán causa de una tristeza profunda o frustración. En el fondo, pasar por estos momentos los preparará para poder hacer frente a futuras situaciones en su vida adulta, de eso se trata la adolescencia.

Para más información puede escribir a info@centrepip.com

Artículos relacionados:

¿Tienes una relación tóxica?

Comunicarse con un hijo adolescente