Menú principal
TwitterFacebookLinkedIn
628.546.791
633.402.018
635.676.515
info@centrepip.com

628.546.791 - 633.402.018 - 635.676.515 - info@centrepip.com

Català - Español

Síndrome del impostor, ¿qué es y qué podemos hacer?

¿Alguna vez has sentido que lo que tienes o has conseguido no te lo mereces? ¿Crees que has conseguido determinada posición por suerte y no por habilidad? ¿Consideras que eres un fraude, que no eres tan capaz como los demás se piensan? ¿Temes que los demás se den cuenta de ello? Si has contestado que sí, puede ser que presentes el síndrome del impostor y este artículo puede interesarte.

¿Qué entendemos por el síndrome del impostor?  

El nombre hace referencia a aquellas personas que consideran que no se merecen aquello que tienen ya que no se lo han ganado. Digamos que piensan que el éxito que tienen se debe a la suerte y algún día los demás se darán cuenta de ello por lo que se desvanecerá todo lo que tienen.

mask-1083605_1920

Famosos escritores y actores han expresado sentirse de esta manera a pesar de los premios o reconocimientos obtenidos. Por lo tanto, no se trata tanto de la historia que haya detrás, sino  de la creencia de la persona de no poseer las habilidades que los demás dicen que tienen.

Aun así, un pequeño matiz. Hemos de diferenciar, el síndrome del impostor de la inseguridad propia de los primeros trabajos o ascensos. Cuando una persona inicia una etapa nueva, puede experimentar inseguridad, considerar que esta en un puesto que no le tocaría, tener miedo a perderlo porque los demás se den cuenta,… No obstante, a medida que pasa el tiempo y adquiere experiencia así como conoce el funcionamiento de ese trabajo, esta sensación desaparece.

¿Cómo lo podemos identificar?

En general, las personas que presentan el Síndrome del Impostor muestran:

  • dudas sobre su propia habilidad o capacidad por lo que tienden a compararse con las demás personas, a sentirse incompetentes y tener baja autoestima.
  • miedo al fracaso, lo que conlleva una elevada exigencia con ellos mismos así como una inmovilidad o miedo a actuar, probar cosas nuevos, pedir un ascenso,…
  • Estrés y preocupación excesiva
  • Ausencia de reconocimiento de sus logros. Aunque los demás lo elogien y le muestren sus éxitos, él/ella siempre pensaran: “podría haberlo hecho mejor”, “solo fue cuestión de suerte”, “era lo que debía hacer”, etc.

¿Qué puedo hacer si creo que presento este síndrome?

  1. Acepta, que tienes cierta responsabilidad en tu éxito –  empieza a reconocer tu papel a la hora de tener éxito. Es posible que hayas tenido oportunidades que otras personas no han tenido, no obstante, tú eres el que ha decidido seguir ese camino y el que se ha ganado su sitio allí. Valora y reconoce tu propio esfuerzo. man-2037255_1920
  2. Agradece los cumplidos y guárdalos contigo – Cuando te elogien o te hagan cumplidos los amigos, compañeros, etc., agradéceselo y anótalo para poderlo leer en otros momentos que te sientas como un fraude. Admite y reconoce lo que las demás personas han comentado sobre ti y acéptalas sin ponerlas a juicio.
  3. Deja de compararte con “esa” persona – cada persona tiene sus propios recursos y habilidades. Por ello, cuando nos comparamos es fácil identificar aquello que no tenemos, por lo que salimos perdiendo en la comparación. En este sentido, deja de compararte, tu vida no es mejor ni peor, simplemente sois personas diferentes.
  4. Acepta la imperfección – admite que todas las personas tenemos defectos y cometemos errores. Por lo tanto, intenta introducirlos en tu día a día y observa que pasa. Pon azúcar en la comida, lleva la camiseta al revés, pon algo blanco en la lavadora de color,… Da igual lo que intentes, pero empieza a equivocarte y a valorar que hay cosas que no pueden ser perfectas.

Para acabar, si tienes alguna duda o necesitas ayuda, no dudes en escribirnos a info@centrepip.com