Menú principal
TwitterFacebookLinkedIn
628.546.791
635.676.515
info@centrepip.com

628.546.791 - 635.676.515
info@centrepip.com

Català - Español

Síndrome Postvacacional, ¿Cómo hacerle frente?

Síndrome Postvacacional, ¿Cómo hacerle frente?

En estas fechas muchas personas vuelven al trabajo después de sus merecidas vacaciones. Sin embargo, a pesar de haber descansado y cargado las pilas, a algunas personas les cuesta volver a trabajar mostrándose cansadas, desganadas, irritables. En estos casos, puede ser que estemos hablando del síndrome postvacacional.

¿Qué es el síndrome postvacacional?

Primero de todo, no es necesario asustarse. El síndrome postvacacional no es una patología como tal, sino un proceso de adaptación con una duración máxima de 2 o 3 semanas.

Las personas que lo sufren tienen una sintomatología propia del estrés y/o depresión por lo que le resulta más complicado responder a las demandas de su vida laboral o rutina.

¿Cómo se manifiesta?

Como todo, los síntomas pueden variar de una persona a otra tanto en tipología como en intensidad. Asimismo, variables del puesto del trabajo, responsabilidad, obligaciones, entorno,… pueden aumentar o disminuir los mismos.

No obstante, entre las manifestaciones típicas encontramos: irritabilidad, pérdida de apetito, apatía, alteraciones del sueño, de la concentración y de la capacidad de atención, ansiedad, cansancio y percepción de no ser capaz.

Además, para algunas personas con una mayor tendencia a la somatización, pueden aparecer ciertos síntomas físicos como resultado de la tensión o la ansiedad manifestada.

Pautas para combatirlo

Igual que hace poco orientábamos sobre cómo realizar la vuelta al colegio, en este artículo vamos a proponer algunas recomendaciones para prevenir la aparición del síndrome postvacacional:

  1. Volver unos días antes a la vuelta al trabajo. El hecho de volver justo el día anterior, impide que nos resituemos y organicemos de nuevo en nuestra rutina. Por ello, llegar unos pocos días antes facilita nuestra adaptación de forma relajada y anticipada.
  2. Adaptar los horarios. Igual que con los más pequeños de la casa, es recomendable empezar a reajustar nuestros horarios a la rutina laboral. En función de cada persona y situación, estos horarios pueden variar (no es lo mismo trabajar de mañana que de tarde o de noche). Por lo tanto, cada persona ha de valorar como necesita ajustarse a su rutina. Vuelta al trabajo - Centre PiP (Psicologia i Pedagogia)
  3. Recuperar las actividades habituales de forma progresiva. Por mucho que empiece septiembre, no es necesario empezar con todas las actividades la misma semana, ni hacerlo todo el mismo día. Para evitar el estrés y ansiedad que ello puede ocasionar, es recomendable realizar un acercamiento gradual aumentando poco a poco estas actividades.
  4. Retomar los hábitos saludables. En verano es habitual relajarlos y flexibilizarnos en determinados hábitos como las comidas o las horas de sueño. Por ello, en el momento de volver al trabajo es conveniente dedicar un pequeño esfuerzo a recuperar los hábitos que se tenían antes de las vacaciones.
  5. Tomarse con calma la vuelta a la rutina. Aunque las exigencias sean unas y/o la bandeja de emails esté llena, es necesario tomarse un tiempo para organizarse y estructurar las tareas. Por ello mismo, es necesario no quererlo abarcar todo el primer día o la primera semana asumiendo cuales son nuestras capacidades y nuestros límites.
  6. Respeta el horario laboral. Los primeros días, las jornadas maratonianas no van a ayudarte a ser más productivo. Por ello mismo, respeta tu horario y evita llevarte trabajo a casa.
  7. Mantener tiempo de ocio o actividades agradables. Para poder desconectar y tener nuestras propias válvulas de escape, es necesario reservar un tiempo para poder realizar actividades agradables o disponer de tiempo de ocio.

Para acabar, como cualquier proceso de adaptación, es necesario tener paciencia y recordar que el síndrome posvacacional no suele durar más de un par de semanas. En caso de mantenerse dicha situación por más tiempo, puede ser conveniente consultar con algún especialista.