¿Estás en una relación abusiva?

¿Estás en una relación abusiva?

No siempre las relaciones románticas que se establecen son relaciones sanas sino que hay algunas que se acaban volviendo en relaciones abusivas. Se trata de aquellas relaciones en que no hay respeto entre los miembros de la pareja y uno de ellos se aprovecha del otro y/o se pone en una posición de dominancia y superioridad.

Este tipo de relaciones a corto, medio y largo plazo llevan muchas consecuencias negativas a nivel psicológico, emocional y, en ocasiones, también físico en las personas que las padecen. Así, por ejemplo, vemos que todas las personas que se encuentran en una relación en la que sufren abusos o han salido recientemente tienen una muy baja autoestima que les afecta en todas las esferas de su vida.

¿Qué tipos de abusos podemos encontrar en la pareja?

Abusos se pueden dar entre todos los sexos y géneros. Aunque las estadísticas nos indiquen que son los hombres quienes cometen más abusos hacia sus parejas esto no quiere decir que no se pueda dar al revés. Los tipos de abusos que nos podemos encontrar son:

  • Físico: Golpes, empujones, privación de alimentos y/o medicamentos, evitar que la víctima reciba atención médica, … En definitiva, actos que atentan contra el bienestar físico de la persona y que pueden llegar a causar la muerte.
  • Emocional: Insultos, comentarios despectivos, humillaciones y otras acciones orientadas a disminuir la autoestima de la persona.
  • Psicológico: amenazas, manipulaciones psicológicas, hacer ver que la víctima está loca y otros actos que atemorizan a la persona y la aíslan.
  • Financiero: control del dinero, impedir que la víctima trabaje o hacerle perder el trabajo, hacer que la víctima sea la responsable de los ingresos familiares y otras acciones destinadas a crear una relación de dependencia económica.

¿Qué señales nos pueden hacer pensar que estás en una relación abusiva?

  • Te llama y te envía mensajes preguntando dónde estás, con quién, .. exigiendo saber dónde estás en cada momento. En definitiva, controlando todos tus movimientos.
  • Tu pareja mira tu teléfono, e-mail, redes sociales, etc., sin tu permiso.
  • Intenta controlar diferentes aspectos de tu vida como la forma con la que te vistes, con quien te relacionas y qué dices.
  • Te infravalora, te humilla y/o te critica constantemente a solas y/o ante los demás
  • Hace discursos culpabilizadores del tipo “mira que me haces hacer” para tergiversar la verdad y justificar sus actos
  • Actúa de manera excesivamente celosa y/o trata de evitar que pases tiempo con otras personas, aislándote de amistades y familia.
  • Te acusa de serle infiel o hacer cosas incorrectas todo el tiempo
  • Te presiona para llevar a cabo acciones sexuales no deseadas que te causan incomodidad con frases del tipo “si me quisieras deberías ….” “Si no lo haces es porque no me quieres” ….
  • Amenaza con hacerse daño o hacerte daño si dejas la relación.
  • Te hace daño físicamente con acciones como darte una bofetada, empujarte, cogerte, golpearte, etc.

Si estás en una relación de pareja y se dan señales como las que hemos descrito anteriormente posiblemente es que te encuentres en una relación abusiva. Lo mejor que puedes hacer es salir de la misma por muchos sentimientos encontrados que tengas. A la larga sólo te aportará sufrimiento y perderás muchas cosas de ti mismo/a por el camino que te costarán recuperar. A veces no es fácil salir adelante por uno mismo. Lo mejor es pedir ayuda a tu entorno y/o centros especializados. En caso de ser un menor es importante que cuentes con tus padres o algún adulto de referencia

Desde Centre PiP también nos mostramos a tu disposición para todo lo que puedas necesitar, nos puedes escribir a info@centrepip.com

Deja un comentario

Call Now Button