Pautas de uso de tabletas, móviles y ordenadores

Pautas de uso de tabletas, móviles y ordenadores

Las tabletas, móviles y ordenadores se encuentran muy presentes en nuestro día a día y en el de los niños y adolescentes de nuestra sociedad. Han revolucionado la manera en que tenemos de comunicarnos, de trabajar e, incluso, de estudiar. Tienen múltiples ventajas pero también llevan unos riesgos asociados que a muchas familias les preocupa. Por este motivo es esencial que en casa se establezcan unas pautas adecuadas de uso.

¿A qué edad las introducimos?

Las nuevas tecnologías son muy atractivas para los niños. La gran multitud de estímulos que contienen y la facilidad para acceder a contenidos que les gustan hacen que se sientan muy atraídos desde bien pequeños, incluso cuando son bebés.

Cuando hablamos de edades de uso se hace difícil establecer unos criterios que definan cuando es o no adecuado introducirlas. Es más adecuado establecer unas pautas de uso que unas edades concretas. En el caso de los móviles, que pasan a ser de uso individual y se hace difícil tener un mayor control, si podríamos decir que la introducción de los mismos puede ser útil al inicio de la secundaria. Esto no significa que sea necesario que todos tengan pero si facilitará la comunicación entre los adolescentes y los trabajos en grupo. Aunque no a todo el mundo le guste, la comunicación a través de los móviles es otra forma de socialización que se encuentra presente hoy en día y, el hecho de no poder acceder puede acabar generando que algunos de los adolescentes se sientan excluidos.

¿Cómo las usamos?

Unas buenas pautas de uso de las nuevas tecnologías prevendrán un determinado número de riesgos en nuestros niños como pueden ser: abuso de las mismas, acceso a contenido no recomendable, ciberbullying, sexting, …

Ordenadores: Es recomendable que los ordenadores se encuentren en un espacio de la casa común para todos los miembros, como por ejemplo, el comedor. De este modo, podremos supervisar los contenidos a los que acceden sin tener que hacerlo de manera intrusiva. Además, los menores, evitarán acceder a según qué contenidos si saben que pueden ser vistos. En el caso de los pequeños lo recomendable es acompañarlos cuando hacen el uso del ordenador y supervisar a qué juegos acceden, explicando porque unos son adecuados y otros no tanto.

Para la realización de trabajos de la escuela debe haber un uso libre pero para jugar, ver vídeos del youtube, buscar contenidos, etc., es recomendable que haya una regulación horaria: por ejemplo 1h dos días a la semana o 15 min al día (esto dependerá de cada familia). De este modo prevendremos el abuso.

Tabletas: Las tabletas se pueden utilizar con los niños desde pequeños. Al igual que con el ordenador, lo ideal es que haya un horario de uso de las mismas, tanto si son compartidas por la familia como si son del propio menor. La recomendación también es que se utilicen en un espacio común de la casa por los mismos motivos que hemos comentado con el anterioridad para los ordenadores.

– Móviles: En cuanto a los móviles, tendremos que ser más flexibles en las pautas de uso pero eso no quiere decir que no haya una supervisión y un control. Se recomienda establecer momentos en que no está permitido el uso del mismo: en las comidas, en clase, en el estudio, por la noche, …. Los y las padres y madres tendremos que ser consecuentes con estas normas y seguirlas desde que los hijos e hijas son pequeños para que así se convierta en una norma de la casa y sea más difícil que se cuestione.

Muchos menores y adolescentes se quedan hasta tarde mirando contenidos en los móviles, conversando con amigos, etc. Esto les quita horas de sueño y, además, hace que disminuya la calidad del mismo. Por este motivo lo más recomendable es establecer una hora límite de uso de los mismos: por ejemplo las 22.30 de la noche. Podemos tener en casa una caja donde, todos los miembros de la familia ponemos el móvil hasta el día siguiente.

Móviles y acoso, ¿que podemos hacer?

A muchos padres y madres les preocupa que sus hijos e hijas sean acosados a través del móvil y por ello piden poder entrar a menudo en las conversaciones privadas que mantienen con los compañeros o lo hacen a escondidas. Esto hace que los menores entren en cólera ya que lo ven una intromisión en su privacidad y tienen razón. ¿Que podemos hacer entonces? En primer lugar establecer un clima de confianza en casa, que sepan que pueden hablar de lo que quieran, ante sospechas de que estén siendo acosados hablar abiertamente con el menor y / o buscar ayuda en la escuela, entidad, asociación, club deportivo , etc., donde asistan. Ante cambios que pueden hacer sospechar de un problema de este tipo también se puede buscar ayuda psicológica. Es importante prevenir riesgos desde pequeños enseñándoles a hacer un uso seguro de las redes sociales, internet, etc.

Con las pautas proporcionadas si bien es cierto que no eliminaremos de manera absoluta los peligros que las nuevas tecnologías conllevan, si  reduciremos las probabilidades de que los menores se encuentren inmersos en conductas problemáticas y estaremos enseñando a hacer un buen uso para sacar el máximo provecho y así poder aprovechar todos sus beneficios.

Para más información pueden contactar en: info@centrepip.com

Artículos relacionados:

Que regalar a los niños, niñas y adolescentes

4 pautas para comunicarse con adolescentes

Deja un comentario

Call Now Button