¿Que aprendemos en los malos momentos?

¿Que aprendemos en los malos momentos?

Las malas épocas o malas rachas no nos gustan. Es una realidad que no podemos negar. En cierta manera a todos nos gustaría vivir en un mundo donde todo nos fuera según nuestras expectativas y pudiéramos cumplir con nuestros ideales. Sin embargo la vida no es así. Todos vivimos momentos dolorosos o desagradables de los que pensamos que no saldremos y de los que tarde o temprano salimos. Estos momentos o crisis de la vida nos permiten profundizar en nosotros mismos, saliendo transformados de cada situación que vivimos.

Aspectos que podemos aprender de nuestras crisis:

  • Nuestras emociones: cualquier crisis o cambio provoca un coctel emocional. Si estamos atentos podemos aprender a reconocer cada una de las emociones que sentimos, cómo se nos muestran, las ideas o pensamientos que les acompañan y nuestra manera de gestionarlo. Durante el día a día, a veces nos cuesta identificarlas ya que su intensidad es mucho menor. No obstante ante las crisis, estas emociones nos explotan en la cara por lo que queramos o no, en algún momento hemos de parar y escucharlas.
  • Nuestros recursos: todos tenemos habilidades o capacidades que nos permiten hacer frente a las diferentes situaciones de nuestro día a día. En muchos casos, existen algunos recursos que tenemos claros. Somos más o menos organizados; somos más o menos creativos; somos más o menos responsables… En los momentos de crisis, estos recursos se ponen a prueba, permitiéndonos explorarlos, aplicarlos y/o modificarlos.
  • Nuestros apoyos: las crisis nos ayudan a situarnos y reconocer aquellos puntos que nos ayudan a sentirnos bien y salir adelante. No se trata sólo de las personas que nos rodean, sino de aquellas actividades o acciones que nos ayudan a seguir a flote. Aspectos externos a nosotros mismos pero que nos sirven de muleta durante un tiempo.
  • Nuestros miedos: una crisis nos pone cara a cara con nuestros miedos más internos. Aquello que tememos y procuramos evitar, se nos muestra en las situaciones de crisis. A veces, no somos conscientes y los disfrazamos o camuflamos ya que no queremos sacar la cabeza del agujero. No obstante, hasta que no conseguimos mirarlos a la cara, nos resulta muy complicado liberarnos de la carga que nos generan.
  • Nuestros mecanismos de defensas: nuestra manera de protegernos sale a la luz en estas etpas. Aunque en muchos momentos pueden sernos útiles ya que nos ayudan a proteger nuestra identidad o nuestra persona, en los momentos de crisis pueden resultar perjudiciales ya que ayudan a mantener el problema. El autoengaño, proyectarnos en el otro, huir de la realidad, evadirnos,…son algunos de los recursos que utilizamos en algún que otro momento.

Por último, las crisis, sean del tipo que sea, son complicadas de gestionar. Es normal querer superarlas uno mismo puesto que se tratan de procesos naturales que todos vamos a vivir en algún momento. No obstante, aguantar una situación demasiado tiempo puede generar un problema mayor. Por ello, si te encuentras ante una crisis vital o emocional y necesitas ayuda, puedes contactar con nuestras psicólogas en info@centrepip.com

Deja un comentario

Call Now Button